Facebook Twitter Gplus
formats

LA MUERTE Y EL MAQUINISTA

Publicado en 29 julio, 2013, por en CAUSAS MALDITAS.

EL MAQUINISTA EXPIATORIO Y LA CURVA DE LA MUERTE

Este maquinista es un chollo. Es el perfecto chivo expiatorio con su pagina de facebook haciendo alarde de velocidad y todo.

La muerte espera en la curva y ya tenemos a quien echar la culpa.

Sin embargo resulta excesivo dejar tanta responsabilidad a un sólo ser humano,

cuando un gobierno se ahorra unos cuantos millones de euros y deja de expropiar las fincas de amigos y enemigos aunque para eso en un trazado de Alta Velocidad se tenga que dar a cincuenta kilómetros por hora  una curva cerrada después de una larguísima recta en la que el veloz tren se gana su nombre con velocidades de más de doscientos kilómetros por hora. Las palabras del maquinista “Somos humanos” resultan elocuentes.  No se puede confiar al azar ni a un ser humano la seguridad de un tren con casi trescientos pasajeros. ¿ Qué pasa si el maquinista se desmaya? ¿ Qué pasa si estornuda? La seguridad de tantas personas no puede ser dejada a la pericia de una sola.

¿ Qué pasaría si nuestros políticos se preocuparan de verdad de los ciudadanos? Si las vidas fueran lo más importante.

Os lo voy a decir: se estaría ya trabajando para cambiar el trazado del Alvia a Santiago por uno absolutamente seguro para nosotr@s y para nuestros hij@s.

Es fácil pronosticar lo que va a pasar ahora: la crucifixión del maquinista oportuno chivo expiatorio y la permanencia de la curva de la muerte en un trazado de Alta Velocidad.

Es obvio que el maquinista debe hacer frente a su responsabilidad, es igualmente obvio que no es sólo suya, que es sobre todo de los que decidieron el trazado y las medidas de seguridad en su día y a partir de ahora de los que decidan cómo va a ser esa curva en el futuro. Para que “nunca mais” una catástrofe como esta sea noticia.

VN:F [1.9.22_1171]
VOTAR ESTA ENTRADA
Rating: 9.1/10 (9 votes cast)
LA MUERTE Y EL MAQUINISTA, 9.1 out of 10 based on 9 ratings

2 de respuestas

  1. Querida Eugenia:

    Queda claro que el sistema ASFA tenía que funcionar, en caso de fallo humano, y detener el tren. Si no ocurrió, ha sido porque estaba el sistema defectuoso o no estaba el sistema que debió estar. Cualquiera de las dos opciones no son culpa del maquinista, sino de los que gestionan la seguridad ferroviaria.

    He leído en varios periódicos que el maquinista «debió frenar 4 kilómetros antes». ¿Quiere decir que si a un maquinista le da un infarto los pasajeros quedan a la buena de Dios? ¿Que si unos terroristas se adueñan de la cabina de mando no hay modo de evitar un desastre? Menudo insulto a la inteligencia.

    Como siempre, los políticos harán de buenos Pilatos y el más tonto a pagar. Alguien debería recordar que el maquinista tiene una intachable hoja de servicio de 30 años. Eso, al parecer, no cuenta. Ya en el viaje de inauguración se dieron un susto por un bandazo que lanzó pasajeros al piso, en esa curva. Eso tampoco cuenta. Y menos contarán las protestas de sus colegas maquinistas.

    Un abrazo en la distancia,

    Jerónimo Alayón Gómez

  2. JLPeruyero

    Como ingeniero puedo decir que la tecnología que pudo evitar ese accidente, debería estar funcionando ya en los coches particulares. Que con nuestro nivel tecnológico no puede, no debe ser cara. Que no es cara si salva vidas. Que no será cara si se fabrica en grandes cantidades. Que no se implanta por intereses de multinacionales del automóvil, que venden borrachera de velocidad. Que en 2012 murieron dieciséis veces las víctimas de Santiago, en las carreteras españolas. Que el motor (¡irónica palabra!) de las economías occidentales, según el modelo EE.UU.-años 50, funciona con sangre. Para sacar el petróleo, y para quemarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cinco × = diez

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>